/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

tramites-necesarios-instalacion-autoconsumo

¿Conoces los trámites necesarios para tu instalación de autoconsumo eléctrico?

Tener tu propia instalación para generar tu energía, en tu hogar o en tu comunidad de vecinos, no es muy complejo y supone una excelente estrategia para ahorrar

 

 

Tener tu propia instalación para generar tu energía, en tu hogar o en tu comunidad de vecinos, no es muy complejo y supone una excelente estrategia para ahorrar en la factura de la electricidad y reducir tu huella de carbono.  

 

Existen varias opciones de instalaciones de autoconsumo eléctrico, que se adaptan a las necesidades de cada hogar, así que te será fácil encontrar la adecuada para ti. Pero, además, debes saber que hay una serie de trámites necesarios para poder tener este tipo de instalación en tu hogar o empresa.  

 

Estos trámites varían dependiendo del tipo de instalación (de uso individual –con o sin vertido de excedente en la red- o de uso compartido entre varios consumidores) y de la potencia que requiera la instalación. 

 

En este artículo nos vamos a centrar en las instalaciones eléctricas de autoconsumo de menos de 10 kW, ya que son las más frecuentes para el uso doméstico. 

 

Documentos necesarios antes de realizar la obra

 

Código de autoconsumo (CAU), que da la compañía distribuidora de luz

 

Es un código numérico que identifica tu instalación y lo facilita la distribuidora de energía eléctrica. Este número deberá aportarse a la administración autonómica en el momento de tramitar la instalación de autoconsumo. 

 

Permiso de obra, que se solicita en el Ayuntamiento

 

Como en cualquier obra de envergadura que se realice en una vivienda, es necesario notificar al Ayuntamiento. La normativa municipal correspondiente definirá si es suficiente realizar una declaración responsable de obra y/o una comunicación previa de obra. 

 

Autorización ambiental, que se pide a la Consejería de la Comunidad Autónoma

 

Las instalaciones en autoconsumo con excedentes y con potencia menor de 100 kW, en principio no requieren de análisis de impacto ambiental ni de utilidad pública. La única excepción se produce cuando están ubicadas en un emplazamiento regido por alguna figura de protección. 

 

Documentos necesarios después de la obra

 

Licencia de actividad y Certificado de Instalación Eléctrica

 

Son documentos que certifican la seguridad y el buen estado de la instalación de autoconsumo. Deberás contar con ellos para solicitar o modificar tu contrato de suministro eléctrico para adaptarlo a la modalidad de autoconsumo eléctrico que desees. 

 

Contrato de suministro y de acceso y conexión con la compañía eléctrica

 

Cuando la comercializadora te proporcione los datos de tu instalación de autoconsumo, podrás contratar el servicio eléctrico con la tarifa de consumo que más se adapte a tus necesidades. 

 

Documentos adicionales

 

En el caso de que la instalación de autoconsumo que has elegido sea con vertido de excedente en la red o para uso comunitario, hay unos trámites adicionales que se deben realizar. Te explicamos cuáles: 

 

Contrato de compensación de excedentes

 

Es un contrato que se establece a través de la distribuidora, y ahí se establece cuál será la compensación que recibirá el propietario de la instalación fotovoltaica, cuando produzca un excedente que se vierta en la red.  

 

Este tipo de instalaciones también deben ser inscritas en el Registro administrativo de instalaciones productoras de energía eléctrica (Raipre), de carácter nacional. Pero, para las de menos de 100 kW, lo hace el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico directamente y no es necesario solicitarlo. 

 

Acuerdo de reparto, cuando se trate de una instalación comunitaria

 

En este documento los beneficiarios de la instalación deberán establecer cómo se hará el reparto de la energía producida por las placas fotovoltaicas.  

 

Cada beneficiario deberá presentar a la compañía comercializadora este acuerdo y expresar su voluntad de acogerse al sistema de compensación. 

 

 

En suma, llevar a cabo una instalación de placas fotovoltaicas es sencillo, pero requiere de trámites que es necesario conocer para poder tener una instalación en regla y aprovechar al máximo sus beneficios.