/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

bicicleta-endesa-x

Generando electricidad con un dinamo de bicicleta eléctrica

¿Te imaginas un hotel en el que sus huéspedes reciben dinero por pedalear durante 15 minutos en bicicletas estáticas con las que generan electricidad?

 

 

¿Te imaginas un hotel en el que sus huéspedes reciben dinero por pedalear durante 15 minutos en bicicletas estáticas con las que generan electricidad? Si visitan Copenhague esta opción la encontrarán en el Hotel Crown Plaza. ¿Y qué te parecería asistir a un festival de música en San Francisco cuyos espectadores pedalean para suministrar energía para que los artistas puedan tocar sus canciones y que suenen perfectamente a través de los amplificadores? ¿Y trabajar en un edificio inteligente de oficinas donde los empleados generan electricidad al practicar spinning en el gimnasio?

 

Son solo tres ejemplos de una tendencia que aúna deporte, bienestar y generación de energías limpias a través de una simple bicicleta, un medio de transporte sostenible donde los haya. El proceso para generar electricidad con una bicicleta gracias al pedaleo es más sencillo de lo que se puede pensar. A una bicicleta cualquiera se le adapta un alternador. Al comenzar a pedalear entra en contacto con una polea y el alternador girará y transformará la energía cinética producida por el movimiento de pedales en energía eléctrica, que se almacenará en una batería portátil.

 

Las aplicaciones son múltiples, aunque siempre como complemento del suministro eléctrico habitual, por ejemplo, en los hogares. Crear un mix energético para el día a día en el hogar donde se combinen estos métodos con otros más convencionales puede ser interesante. Además, ya se han desarrollado aplicaciones de esta limpia fuente de energía como la recarga de dispositivos móviles o la generación de electricidad en lugares de difícil acceso para la red de distribución, como las estaciones de emergencia de alta montaña o de carreteras poco transitadas.

 

La innovación recorre caminos desconocidos y sin metas claras, y los investigadores continúan intentando crear prototipos rompedores partiendo de la base de esta generación de electricidad por pedaleo. Un paso más allá es el concepto llamado EHITS (Energy Harvesting Intermode Transport System), una bicicleta que produce energía solar y eólica y que se puede conectar a la red convencional.

 

Esta bicicleta tiene un panel solar acoplado al cuadro y cuenta con dos ruedas en las que van colocados dos generadores eólicos. Además, el vehículo lleva una batería donde acumula la energía que después inyectará a la red eléctrica. 

 

Bicicletas, respeto medioambiental, hábitos saludables y generación de electricidad. La ruta hacia modelos energéticos más ecofriendly continúa sin pausa…