Cinco razones para comprarte un coche eléctrico

Cinco razones para comprarte un coche eléctrico

Todo esto hace, asimismo, que los vehículos eléctricos requieran menos trabajos de mantenimiento y, por tanto, un menor coste en revisiones: entre otros, no son necesarios los cambios de aceite o del filtro de combustible.

A modo de resumen y aunque depende del modelo, algunos estudios apuntan a que durante los cuatro primeros años (en los que suelen realizarse tres revisiones), un coche eléctrico puede suponer un ahorro del 30 o 40% solo en costes de mantenimiento.

Conducción más relajada. Numerosas particularidades hacen que este tipo de vehículos sean más relajados para conducir: no cuentan con marchas (algo especialmente cómodo en los atascos urbanos); son silenciosos al circular; su habitáculo suele estar mejor aprovechado gracias a su menor complejidad mecánica; y además ofrecen una aceleración instantánea nada más pisar el acelerador.

Privilegios a la hora de circular y aparcar. Su etiqueta ‘Cero Emisiones’ permite que estos vehículos gocen de una serie de privilegios inalcanzables para otros: no pagan impuesto de matriculación y obtienen descuentos en el de circulación; pueden acceder a zonas de circulación restringida, como el centro de algunas grandes ciudades; aparcan de forma gratuita y sin limitaciones horarias; y transitan por carriles especiales como el BUS/VAO sin necesidad de acompañante, entre otras ventajas.

Modelos para todos los gustos. Los años en los que había muy pocos modelos eléctricos en el mercado -y la mayoría de ellos de estética cuestionable- han pasado a la historia. Actualmente, existen modelos para todos los gustos y necesidades: desde pequeños utilitarios ideales para moverse por la ciudad hasta lujosas berlinas y espectaculares todocaminos. 

Los eléctricos han llegado para quedarse gracias a estos y otros argumentos que los convierten en la apuesta más firme en el mundo de la movilidad para los próximos años.

MAYBE YOUR ARE LOOKING FOR...

Sugerencia