Los eléctricos retoman la época dorada del automóvil

Los eléctricos retoman la época dorada del automóvil

“Durante las primeras décadas del siglo pasado el automóvil llegó a conseguir una identidad propia y marcar las pautas del diseño en otros ámbitos, pero poco se ha innovado en realidad desde los años 20. Los coches siguen siendo esencialmente iguales”, añade Luis Miguel Mata Pérez.

Hasta ahora. Tras los años anodinos del coche hiperfuncional, los diseñadores explotan la nostalgia de aquella época dorada del automóvil cuando el diseño reinaba sobre otros valores como la mecánica, el consumo, el peso o el precio final de venta.

La nueva movilidad eléctrica y al fin de las restricciones de emisiones ha devuelto al coche a sus orígenes, convirtiéndolo de nuevo en un objeto del que disfrutar. “Con todas las nuevas formas de movilidad, como el car-sharing, la bicicleta, etc. cada día es menos necesario tener un coche. Quien decide comprarlo lo hace por el gusto de tenerlo”, asegura el director del Museo de Historia de la Automoción de Salamanca. El coche es un gadget más.

Lo retro vende. Las cámaras digitales basadas en antiguos modelos pero con la última tecnología en su interior y el auge de las adaptaciones de viejos coches en eléctricos demuestran que hay mercado. Por ello, las marcas han decidido popularizar el coche del futuro revisitando sus grandes éxitos.

La nostalgia va desde la reedición de antiguos modelos, como el BMW Isetta, que regresa ahora bautizado como Mircolino, y el CV-1 del gigante armamentístico ruso
Kalashnikov, casi una réplica del mítico coche soviético IZH-21252 Kombi, a nuevas marcas con prototipos que parecen sacados de una película de celuloide de los años 50, como Nobe.

Nobe es un vehículo de tres ruedas realizado gracias a una campaña de crowdfunding que explota sin tapujos la ola retro. “Los coches comerciales se han convertido en objetos sin alma, vulgares y mundanos –afirma la compañía en su página web–. Peor todavía, los típicos eléctricos tampoco son particularmente elegantes. Por eso queríamos construir un coche que hiciera a todo el mundo pararse y mirar, de la misma manera que la gente se para a mirar un Volkswagen Beetle, y siente esa cálida sensación en su interior”.

Jaguar también ha construido una versión eléctrica de su deportivo E-Type de los 60 con motivos promocionales, pero el éxito ha llevado ya a la compañía a anunciar una producción limitada de este modelo clásico. El Jaguar E-Type Zero sustituye el motor de gasolina por uno eléctrico de 300 caballos (220 Kw), capaz de pasar de cero a 100 en 5,5 segundos, y las primeras unidades se entregarán a partir de 2020.

Marcas como Vokswagen y Honda ya están preparando también versiones eléctricas o híbridas de sus grandes éxitos, como el primer Honda Civic o el escarabajo. El Honda Urban EV basado en el Civic será el primer coche eléctrico de la marca a la venta en Europa.

Otros fabricantes han ido un poco más allá, creando modelos totalmente nuevos pero inspirados por las líneas de los primeros vehículos a propulsión. Es el caso de la marca Infinity y su nuevo Prototype 10, un bólido totalmente eléctrico, neofuturista y retro a partes iguales, que según la compañía "recupera el espíritu de los primeros coches de carreras para una era de rendimiento electrificado".

Siguiendo su estela, Mercedes fabricará un prototipo basado en las esencias de principios del siglo XX, con el objetivo de promocionar la línea EQ, completamente eléctrica, de la marca alemana. El modelo EQ Silver Arrow empleará una batería 80kWh, con una autonomía de 400 kilómetros, sin renunciar a una potencia de aproximadamente 738 caballos.

La marca francesa Peugeot también ha presentado su concept car inspirado en el 504 Coupé, uno de sus modelos más deportivos de los años 70, que presentará en el
próximo salón del automóvil de París con motivo del 50 aniversario de su lanzamiento. El Peugeot E-Legend pretende ser una muestra de cómo serán los vehículos en 2025: eléctricos, autónomos y equipados de inteligencia artificial.

Con él, los diseñadores huyen de los prototipos futuristas que asemejan los coches a naves a espaciales. "Pese a toda la tecnología que vendrá en el futuro, los coches de Peugeot seguirán teniendo carisma, transmitirán pasión. El futuro no será aburrido y la tecnología no nos privará de nada", explicó Gilles Vidal, jefe de diseño de Peugeot, en una reciente entrevista.

Endesa X utiliza cookies de navegación para mejorar su experiencia en la web. Si navegas por nuestra página Web, estarás aceptando el uso de las cookies con las condiciones establecidas en la presente Política de Cookies.

Acepto

MAYBE YOUR ARE LOOKING FOR...

Sugerencia