/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

¿Son rentables las placas solares fotovoltaicas?

Una de las principales ventajas de las placas solares fotovoltaicas para autoconsumo es su enorme rentabilidad. En función de la zona geográfica en la que se viva, la estación del año, las dimensiones de la vivienda y el tamaño de la instalación de paneles, hay usuarios que pueden conseguir ser eléctricamente autosuficientes. Y los demás, aunque no lleguen a la autosuficiencia, sí verán reducidos considerablemente los importes de sus recibos de la luz. 

 

No obstante, hay que tener en cuenta que el desembolso inicial que se debe hacer para instalar un sistema de placas solares es elevado, de entre 4.000 y 12.000 euros en función del tamaño de la instalación. Unas cantidades que, por norma general, se consiguen amortizar en unos seis o diez años gracias al ahorro que generan los paneles en la factura de la luz. Y la vida útil de estos dispositivos puede alargarse hasta los 40 años, con una duración mínima de al menos 20 años, por lo que la rentabilidad está asegurada. 

 

Además, hay que tener en cuenta que el Gobierno ofrece ayudas en algunas Comunidades Autónomas, ya que las considera esenciales para conseguir una economía más sostenible, y que Endesa X ofrece planes de financiación de hasta diez años, con los que se puede tener un sistema completo de estos paneles por sólo 43,84 euros al mes con todo incluido. Por lo que nunca ha sido tan fácil y económico tener placas solares fotovoltaicas para autoconsumo como ahora.