/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

autoconsumo_en_hogares

Placas solares fotovoltaicas para autoconsumo: todo lo que necesitas saber

Si eres de los que está pensando en instalar estos paneles en casa, en este artículo te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre ellos

 

 

Las placas solares fotovoltaicas cada vez tienen más adeptos en nuestro país. Son muchos los españoles que ya han decidido colocarlas en sus viviendas para beneficiarse de sus múltiples ventajas, tales como la considerable reducción en la factura de la luz o el consumo energético más sostenible. Si eres de los que está pensando en instalar estos paneles en casa, en este artículo te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre ellos. 

 

¿Qué son las placas solares fotovoltaicas?  

 

Las placas solares fotovoltaicas son dispositivos que producen electricidad a partir de la luz del Sol. Estos paneles están formados por células fotovoltaicas en las que los rayos del astro rey provocan una serie de reacciones que les permiten transformar la radiación solar en energía. 

 

Las placas se colocan normalmente en el tejado, al ser la zona de la casa en la que los rayos del Sol inciden durante más tiempo, y se conectan a la instalación eléctrica de la vivienda mediante un sistema de cables, conectores e inversores, lo que permite que la energía generada se use directamente en cualquier electrodoméstico. Si los paneles producen más electricidad de la que se consume, ésta se puede almacenar en una batería para ser usada más adelante o se vierte en la red de la compañía eléctrica. 

 

En el segundo caso, para que el cliente obtenga una contraprestación por la energía que están generando sus equipos y que entrega al proveedor, Endesa X dispone de un programa por el que compra ese excedente de electricidad que el usuario vierte a su red por un 20% más del precio que en ese momento tenga la luz. El dinero que acumule el propietario de las placas mediante este sistema se le descontará de su siguiente factura. 

horno_electrodomestico_mas_consume

 

 

Además, con este plan de Endesa X, denominado tarifa Tempo Solar, los clientes obtienen un 40% de descuento en el consumo de energía de la red eléctrica durante las horas en las que no haya luz del Sol.

¿Son rentables las placas solares fotovoltaicas? 

 

Una de las principales ventajas de las placas solares fotovoltaicas para autoconsumo es su enorme rentabilidad. En función de la zona geográfica en la que se viva, la estación del año, las dimensiones de la vivienda y el tamaño de la instalación de paneles, hay usuarios que pueden conseguir ser eléctricamente autosuficientes. Y los demás, aunque no lleguen a la autosuficiencia, sí verán reducidos considerablemente los importes de sus recibos de la luz. 

 

No obstante, hay que tener en cuenta que el desembolso inicial que se debe hacer para instalar un sistema de placas solares es elevado, de entre 4.000 y 12.000 euros en función del tamaño de la instalación. Unas cantidades que, por norma general, se consiguen amortizar en unos seis o diez años gracias al ahorro que generan los paneles en la factura de la luz. Y la vida útil de estos dispositivos puede alargarse hasta los 40 años, con una duración mínima de al menos 20 años, por lo que la rentabilidad está asegurada. 

 

Además, hay que tener en cuenta que el Gobierno ofrece ayudas en algunas Comunidades Autónomas, ya que las considera esenciales para conseguir una economía más sostenible, y que Endesa X ofrece planes de financiación de hasta diez años, con los que se puede tener un sistema completo de estos paneles por sólo 43,84 euros al mes con todo incluido. Por lo que nunca ha sido tan fácil y económico tener placas solares fotovoltaicas para autoconsumo como ahora. 

 

Subvenciones para instalar placas solares fotovoltaicas 

 

Como ya hemos mencionado, al ahorro y las posibilidades de financiación de las placas solares fotovoltaicas para autoconsumo se suman una serie de subvenciones que hacen de su instalación una inversión sobresaliente. 


En la actualidad se pueden encontrar subvenciones de dos tipos para estos dispositivos. Por una parte, están las subvenciones sobre el precio de instalación, que son administradas por las comunidades autónomas; por otra, las subvenciones sobre impuestos del Estado, gestionadas por los municipios y que están relacionadas con tasas como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO). En ambos casos, tendrás que averiguar cuál es la autoridad regional o local competente a la que deberás dirigirte en función del lugar en el que vivas, ya que varía por territorios. 

 

En términos generales, para recibir cualquier subvención para placas solares fotovoltaicas hay que cumplir una serie de requisitos mínimos: disponer de un presupuesto detallado de la instalación, no haber solicitado ayudas de este tipo con anterioridad y que la potencia instalada en la vivienda sea la adecuada. Además, sólo se podrá subvencionar un sistema de energía fotovoltaica por inmueble y el solicitante deberá ser el propietario de la casa o la empresa instaladora, siempre que esta última cuente con el permiso acreditado del propietario para hacerlo. 

 

Otras ventajas de las placas solares fotovoltaicas para viviendas

 

Además del ahorro inmediato, las placas solares fotovoltaicas para viviendas ofrecen otras muchas ventajas. Para empezar, su sola instalación incrementa el valor del inmueble, y eso, sumado a su larga vida útil, hace que sea posible recuperar total o parcialmente la inversión en caso de vender la casa. 

 

Por otra parte, es una energía limpia, sostenible, respetuosa con el medioambiente y que aprovecha uno de los recursos naturales renovables más abundantes de España: el Sol. Con la instalación de estas placas en casa contribuirás a la lucha contra el cambio climático y a mejorar la calidad de vida de las generaciones venideras. 

 

Una ventaja más es la comodidad que proporcionan a sus dueños, ya que apenas necesita mantenimiento. Las placas solares fotovoltaicas son robustas y ofrecen gran resistencia a las inclemencias del tiempo y a los cambios bruscos de temperatura. Tal es su dureza que Endesa X garantiza los equipos durante 12 años. Además, estos sistemas se monitorean en remoto, por lo que, si surge algún problema, recibirás una notificación en el dispositivo que elijas con la información necesaria para resolver la incidencia. 

 

Por último, no hay que olvidar la estabilidad que proporcionan a sus dueños. Con un mercado energético en el que los precios fluctúan tanto, en especial cuando hay fenómenos meteorológicos adversos, las placas solares fotovoltaicas para viviendas aseguran facturas reducidas sin importar lo que ocurra con la red nacional de electricidad. 

¿Cómo instalar placas solares fotovoltaicas en casa?

 

La instalación de placas solares fotovoltaicas para autoconsumo debe ser realizada por un Instalador Eléctrico Especialista Certificado, no sólo por motivos legales, sino también por motivos de seguridad. Para poder realizar la instalación es necesario disponer de un mínimo de 10 metros cuadrados en el tejado. Los paneles se pueden poner en cualquier lugar del inmueble, no necesariamente en el tejado, pero esta es la zona en la que más tiempo da el sol en casi cualquier casa, por eso es la ubicación más usual. Es importante también que se sitúen en zonas libres de sombras (como las que pueden provocar antenas, chimeneas, etc.).

 

La instalación de estos dispositivos está compuesta por los paneles solares fotovoltaicos, que se deben fijar a la superficie elegida, y conectores, inversores y cables. De forma opcional se puede colocar una batería para que almacene la electricidad sobrante para momentos del día en los que no haya sol. Después, todo el sistema se conecta a la red eléctrica de la casa para abastecerlo. 

 

Si no se instalan baterías, la energía sobrante será vertida en la red del proveedor de electricidad. Con Endesa X, como ya hemos comentado con anterioridad, este vertido tiene una contraprestación económica con la tarifa Tempo Solar. En este caso, cuando no haya sol con el que producir energía, el sistema de la casa recurrirá a la red de la compañía eléctrica. 

 

Placas solares, ¿sí o no?

 

Si has leído hasta aquí es probable que ya hayas encontrado la respuesta por ti mismo. Las ventajas de instalar placas solares fotovoltaicas en casa son muchas, y en España son altamente recomendables en cualquier territorio. Con ellas ahorrarás en la factura de la luz desde el primer mes, conseguirás un sistema de energía sostenible y limpio durante décadas, con una inversión que se amortiza en seis o diez años -menos si consigues subvenciones- y añadirás valor a tu patrimonio.

 

Quizás en otros países con climas más hoscos, de nubes permanentes y lluvia constante, haya sistemas de energías renovables más convenientes. Pero en un territorio que goza de tantísimos días de sol al año, los paneles solares fotovoltaicos son la mejor opción para conseguir electricidad barata, limpia y sostenible.