/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

tramites-necesarios-instalacion-autoconsumo

El vehículo eléctrico como alternativa a la gasolina

 

 

El precio de la gasolina no para de subir en los últimos meses, y es previsible que siga subiendo en este convulso de 2022, por lo que las apuestas energéticas alternativas, como el transporte eléctrico, son cada vez más necesarias. 

 

Solo en la primera quincena de marzo, los precios de los distintos tipos de gasolinas han aumentado en torno a un 20%.  Pero esto solo confirma una tendencia que ha marcado todo en el último año, después de que en marzo de 2021 los precios de este combustible recuperaran las cifras previas al inicio de la pandemia.  

 

Las causas, cuando comenzó esta tendencia, se debían principalmente a una subida del precio del petróleo y a un aumento de la demanda del carburante, debido a la recuperación de la normalidad en la movilidad, tras la pandemia.  

 

Este aumento de la demanda, en ocasiones, no ha podido ser satisfecho de manera inmediata por los proveedores, lo que ha impulsado al alza los precios del petróleo crudo y los productos derivados. A esto, además, se añade que el precio del bioetanol, sustancia que se agrega al combustible para ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, se ha duplicado en el último año. 

 

Con toda esta situación, se impone cada vez más la necesidad de apostar por alternativas que permitan una mayor autosuficiencia y a la vez sean más sostenibles, en todos los ámbitos, pero en el sector del transporte es particularmente relevante, debido a su peso en el consumo de combustibles.  

 

El vehículo eléctrico, una apuesta más económica y sostenible 

 

Las apuestas alternativas al consumo del petróleo son cada vez más necesarias desde todos los ámbitos. Y, a nivel particular, una solución es apostar por el uso de vehículos eléctricos, ya que la recarga de un vehículo eléctrico sigue siendo más barata y no depende directamente de los precios del petróleo, como es el caso de la gasolina o el diésel.  

 

En la actualidad, pese a que los precios de la electricidad están también al alza desde hace meses, el coste medio por kWh en recargas de puntos de acceso público no ha subido por momento de igual manera comparado con los precios de la gasolina o el gasoil.

 

Sumado a esto la posibilidad de recargar un vehículo eléctrico el hogar, con un cargador privado, además de añadir un plus de comodidad al usuario, es incluso más económico que llenar un tanque medio con combustible.  

 

 

Ahorro, eficiencia y accesibilidad

 

En Endesa X, seguimos trabajando para ampliar nuestra red de recarga pública en España además de ofrecer cargadores para uso doméstico. Para recargar tanto en casa como en la calle, lo puedes hacer fácilmente a través de nuestra app JuicePass.

 

En definitiva, el contexto global está acelerando la implantación de las redes de transporte eléctrico, una tendencia que ya se estaba imponiendo debido a la necesidad de combatir el cambio climático, pero que ahora se está volviendo aún más importante por la necesidad de avanzar hacia la autosuficiencia energética. Y este es un cambio que puede hacerse también desde el hogar.