/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

Descubre cómo se obtiene la energía solar, una alternativa limpia y duradera

Descubre cómo se obtiene la energía solar, una alternativa limpia y duradera

La energía solar es una de las que más proyección de futuro tiene en la actualidad

 

 

La energía solar es una de las que más proyección de futuro tiene en la actualidad. Presenta muchas ventajas y pocos inconvenientes. Es una energía limpia y barata de producir, cuyo principal coste se deriva de la instalación de la infraestructura necesaria para hacer uso de ella. No produce residuos que tengan que ser procesados y, en países como España, con numerosas horas de luz al día, es la mejor alternativa a las fuentes de energía procedentes de combustibles fósiles.

 

Hoy en día es fácil ver paneles solares cubriendo las azoteas de muchos edificios de nuestras ciudades. Incluso, en campo abierto, podemos encontrar ya verdaderas granjas de energía solar que se extienden a lo largo de grandes superficies. Sin embargo, ¿sabes cómo se obtiene la energía solar?

 

Los paneles solares son superficies planas formadas por unidades denominadas células fotovoltaicas que recogen la radiación solar y la transforman en energía útil para el consumo humano. Están fabricadas principalmente de silicio, que es un material que, después de eliminar sus impurezas, es ideal para la transmisión de electrones. Los paneles solares tienen que tener la capacidad de crear cargas eléctricas, esto se consigue combinando el silicio con otros materiales como el fósforo y el boro.

 

El sol produce muchos tipos de partículas, pero a la hora de generar energía solar solo son necesarios los fotones. Cuando estos fotones golpean las placas solares, liberan algunos de los electrones que forman sus átomos y, de esta manera, se consigue generar una corriente eléctrica.

 

Cada célula fotovoltaica genera poca cantidad de energía. Sin embargo, cuando se suma toda la energía producida por muchas de ellas y es conducida a través de los hilos conductores del propio panel, el resultado es una corriente eléctrica que sí permite hacer uso de ella para satisfacer necesidades energéticas. Así se obtiene energía renovable a partir de un recurso natural tan abundante como es la luz solar.

 

No obstante, a día de hoy la tecnología de los paneles solares también tiene sus límites. El principal problema que presentan es que se necesitan una gran superficie para generar la cantidad necesaria de energía que se demanda. Además, como no puede ser de otra manera, requiere de una fuente de luz lo más directa posible. Si el ángulo entre el panel y el sol no es el adecuado pueden llegar a perder hasta el 50% de su capacidad energética. Por todo esto, es necesario seguir investigando para lograr mejorar su potencia y su eficacia con el objetivo de conseguir aprovechar toda la capacidad que el sol pone a nuestro alcance.