/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

Normativa e instalación de punto de carga de coche eléctrico en comunidad de vecinos

Normativa e instalación de punto de carga de coche eléctrico en comunidad de vecinos

1 de cada 10 comunidades de propietarios ya tiene esta tecnología donde recargar los coches

 

 

El auge de los vehículos sostenibles tiene, entre otras consecuencias, la instalación cada vez más frecuente de un punto de carga de coche eléctrico en comunidad de vecinos. Así al menos lo atestigua el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid), que asegura que 1 de cada 10 comunidades de propietarios ya tiene esta tecnología donde recargar los coches.

 

Es cierto que muchos de estos puntos los encontramos en los edificios de nueva y creciente construcción, pero también lo es que cada vez hay más consultas sobre cómo instalar estos puntos de recarga.

 

Cabe recordar que el artículo 17 de la Ley de Propiedad Horizontal se modificó precisamente para que estos trámites fueran más sencillos. Según esta nueva redacción, la instalación de un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado en el aparcamiento del edificio debe, en primer lugar, colocarse siempre en una plaza individual de garaje. Bastará con que el vecino comunique a la comunidad su decisión de instalar este punto de recarga y que corra con todos los gastos, tanto de instalación como de consumo.

 

Cosas a tener en cuenta

 

En principio, no haría falta que la Comunidad nos autorizase a acometer esta obra para poner un punto de recarga, pero bien es cierto que, antes de realizarla, deberían tenerse en cuenta algunos aspectos.

 

Por un lado, podemos hacer una derivación desde el contador principal de nuestra vivienda hasta la plaza de garaje. Pero es bastante probable que necesitemos contratar un nuevo CUPS (Código Universal de Punto de Suministro). De ser así, seremos también nosotros, a título particular, los que asumimos los costes de contratar una línea eléctrica independiente y decidir la potencia a contratar.

 

Eso sí, con el fin de facilitar la instalación de punto de recargas en los edificios de vivienda, el gobierno concede una serie de ayudas para financiar la instalación de punto de recarga. Se trata del conocido como Plan MOVALT, que está vigente hasta finales de año. Según el gobierno, la inversión en infraestructura de recarga incentiva un mayor crecimiento del número de vehículos eléctricos en detrimento de los vehículos convencionales.