/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

Árboles en la ciudad: 7 motivos para promover su creación

Árboles en la ciudad: 7 motivos para promover su creación

Los árboles en la ciudad mejoran nuestra percepción del ecosistema urbano haciendo que estas sean más confortables y agradables

 

 

Los árboles en la ciudad mejoran nuestra percepción del ecosistema urbano haciendo que estas sean más confortables y agradables. Suavizan las temperaturas y limpian el aire que respiramos afectado por las emisiones de la actividad propia de la ciudad y del tráfico.

 

¿Podríamos imaginarnos una ciudad sin árboles? Seguramente no.

 

La presencia de arbolado en nuestras ciudades proporciona beneficios medioambientales y sociales a todos los  habitantes y visitantes, mejorando la calidad de vida en ellas.

 

Estos son algunos de los numerosos beneficios que conlleva la presencia de zonas arboladas en nuestras ciudades:

 

  • Disminuyen la presencia de CO2, causa del efecto invernadero

Los árboles filtran el aire eliminando contaminantes atmosféricos emitidos por el tráfico y la industria, como el ozono, el monóxido de carbono, el dióxido de azufre y partículas en suspensión.

 

Es muy importante resaltar que algunos árboles tienen mayor capacidad de absorción que otros, un dato importante a la hora de plantar nuevos ejemplares con el objetivo de luchar contra el calentamiento global.

 

  • Proporcionan un ahorro de energía
     

Los árboles evaporan agua, ofrecen sombra y regulan así la temperatura de su entorno.

 

  • Reducen la contaminación urbana y mejoran la calidad del aire.
     

Atrapan y eliminan todo tipo de partículas que se encuentran en suspensión y que pueden ser nocivas para nuestra salud.

 

En ese sentido, un solo árbol filtra hasta una tonelada de polvo en un año (polvo mezclado con otras partículas, gases, bacterias, virus, etc.)

 

  • Aumentan la biodiversidad local
     

La presencia de especies vegetales aumenta la biodiversidad en la ciudad, incluyendo la fauna asociada a dicha vegetación. La biodiversidad, y los beneficios que ella ofrece, es mayor cuantos más árboles, arbustos y parques urbanos posea la ciudad.

 

  • Conservan la calidad del entorno
     

Los árboles producen materia orgánica en la superficie del suelo con la caída de sus hojas, y sus raíces aumentan la permeabilidad del terreno. Los árboles reducen la corriente del agua de las tormentas, disminuyen la erosión del suelo y la cantidad de sustancias químicas en los arroyos.

 

  • Mejoran la calidad ambiental del entorno urbano
     

Los árboles pueden servir como pantallas auditivas y visuales. La contaminación acústica en las ciudades es otra situación difícil a la que se le atribuyen alteraciones en la salud física y psicológica de las personas. Los árboles contribuyen a reducir los niveles de ruido a través de su propia composición.

 

Además los árboles en la ciudad reducen la velocidad del viento en un 50%, aumentan la humedad relativa del aire hasta en un 10% (bajo su sombra) e incluso en verano bajo un árbol se produce una disminución de temperatura ambiental en el día hasta de 2°C, y por las tardes hasta de 5°C.

 

  • Y, por supuesto, los árboles mejoran nuestra salud física
     

Según un estudio publicado en Scientific Reports, los beneficios de los árboles en la salud y bienestar de las personas son evidentes, basta pensar en la respiración de aire limpio y fresco. A lo largo del tiempo, se han identificado efectos muy beneficiosos para reducir gran cantidad de enfermedades físicas y emocionales: el verde del paisaje reduce el estrés en las personas, introduciendo calma y tranquilidad, haciéndolas más productivas y felices.

 

Ahora que ya somos conscientes y conocemos los beneficios de que nuestras ciudades estén repletas de árboles, ¿a qué esperamos para ir a plantar uno?