/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

Ahorro de energía con paneles solares y sus ventajas

Ahorro de energía con paneles solares y sus ventajas

Pese a sus innumerables beneficios, el precio de la instalación de paneles fotovoltaicos sigue siendo una de las principales barreras

 

 

Pese a sus innumerables beneficios, el precio de la instalación de paneles fotovoltaicos sigue siendo una de las principales barreras a la hora de planear el ahorro de energía con paneles solares en una casa. Sin embargo, el ahorro energético es tal que basta hacer unos pequeños números para comprobar la rentabilidad de esta inversión.

 

Cuando instalamos paneles fotovoltaicos en casa, estamos optando por el autoconsumo; es decir, la generación de energía eléctrica para consumo propio.

 

Algunas ventajas

 

Este tipo de instalación de paneles fotovoltaicos tiene muchas ventajas. Por ejemplo, en cuanto empiezan a funcionar los paneles solares el consumo de electricidad se reduce drásticamente, por lo que al mes siguiente notaremos una rebaja considerable en la factura de la luz.

 

Además, y como ocurre con casi cualquier tecnología, cada día que pasa es más barato instalar paneles fotovoltaicos en el hogar. Eso por no hablar de que el valor de la vivienda se revaloriza al tener una instalación de autoconsumo fotovoltaico.

 

paneles-solares-ahorro

 

Evidentemente, al ser una energía limpia y renovable, los beneficios no son solo económicos y a título individual, sino que, al no generar emisiones de CO2 a la atmósfera, estamos contribuyendo a reducir el calentamiento global.

 

Algunos expertos en energía solar son capaces, incluso, de establecer cálculos aproximados. Así, se asegura que si metemos 6.000 euros en el banco en un depósito al 1%, después de diez años el beneficio económico obtenido habrá sido de 600 euros brutos. Sin embargo, si ese mismo dinero lo destinamos a una instalación de autoconsumo y todos los meses generan un ahorro de 25 euros en el recibo de la luz, al cabo de los diez años habrán ahorrado unos 3.000 euros netos. Todo ello sin tener en cuenta que el precio del recibo de la luz tiende al alza.

 

¿A que nunca te habías planteado una comparación de este tipo?